Me lo dices o me lo cuentas. Marketing del boca a boca.

–          ¡Mira que restaurante! Tiene muy buena pinta, tiene una web nueva con muchas fotos, es bastante moderno y además está en facebook y en twitter…

–          No vayas, fue mi amiga el sábado pasado y la trataron fatal, además la comida es bastante “normalita” para lo que cobran…

Esta podría ser una conversación entre amigos que podría llegar a perjudicar al restaurante mucho más de lo que pensamos.

Solamente en esta conversación el restaurante ha perdido dos posibles clientes, pero si añadimos que el consumidor insatisfecho haya colgado su “mala experiencia” en redes sociales y que tenga una media de 100 amigos o seguidores que  puedan leerla multiplica exponencialmente las posibilidades de perder clientes potenciales.

Hoy en día, se puede decir que una de las formas de marketing que mejor funciona es el marketing del boca a boca.

Este marketing es 100% efectivo, ya que el mensaje llega directamente al cliente potencial y éste está totalmente receptivo a escucharlo, ya que con la publicidad clásica captar su atención resulta más complicado.

Esto unido al crecimiento del uso de redes sociales hace que estemos en constante comunicación y que sea mucho más fácil conocer de primera mano lo que nos gusta y lo que no.

Nuestro principal objetivo debe ser captar a esos clientes insatisfechos que pueden perjudicar nuestro negocio ¿Cómo? Pues indagando sobre cuáles serían los aspectos que cambiarían en la empresa, conociendo cuales son los motivos de su descontento y  ofreciéndoles una compensación a cambio de su fidelidad. Hay que conocer en profundidad a nuestros usuarios para conseguir fidelizarlos y que atraigan a nuevos clientes potenciales a nuestro establecimiento.

El cliente fiel debe ser parte de nuestra empresa, ya que es un canal de venta totalmente gratuito y que puede repercutir muy positivamente en los beneficios dela empresa. Puedesllegar a conseguir que ellos vendan por ti.

Debemos dirigir a los clientes en la promoción de las buenas experiencias y no de las malas. La clave es animar a tus clientes fieles a defender sus experiencias positivas  para poder así minimizar las negativas.

Empresas ya consolidadas como Starbucks, utilizan este tipo de marketing y sus publicidades se basan en las opiniones de los usuarios ¿Por qué no lo usas tú? Escucha a tus clientes para que ellos te escuchen y hablen de ti.